sábado, 27 de abril de 2013

Bocatas vietnamitas

Hacía mucho que no probaba un garito nuevo, así que hoy, aprovechando el día tan de abril con el que amanecimos, me levanté con la intención de poner remedio a la situación. Aunque ya sabía adónde quería ir, saqué la lista de "garitos por visitar" (que en mi caso es un mapa de Google lleno de estrellitas) y me volví a cerciorar de la dirección, el Babanbè, en el céntrico barrio de Mitte. Había leído que en el Babanbè servían "bocatas francovietnamitas" y tenía mucha curiosidad.

Ready to go!

Fue precisamente en un restaurante vietnamita donde hace tiempo me enteré de que Vietnam había sido colonia francesa (¡sí, ignorante de mí!). Entonces me llamó la atención la carta tan interesante de cafés, cosa poco habitual en un restaurante asiático, por lo que me puse a leer un poco y aprendí (más vale tarde que nunca) que Vietnam había sido colonia francesa y por eso la cocina local tenía una fuerte influencia francesa, que se descubre sobre todo en los cafés, la bollería y los bocadillos de pan tipo baguette, conocidos como báhn mì.


Ya en el local, y después de inspeccionar la ubicua pizarra con el menú, le pregunté a la chica que atendía cuál era el bocadillo especial de la casa que, sin dudarlo, me recomendó el BBQ PULLED PORK báhn mì, de tiras de carne de cerdo a la barbacoa. "El de cerdo a la barbacoa it is, then!Además de la carne de un sabor realmente muy intenso, que me ha recordado al olor que hay en los mercados asiáticos ;-), el bocadillo llevaba tiras de zanahoria y rábano encurtidos, un poco de mayonesa con chile y lima, y mucho, mucho cilantro fresco. Vamos, una ensalada vietnamita metida en una baguette muy crujiente y de centro esponjoso.



Tengo que decir que hacía tiempo que no probaba algo que me sorprendiera tanto y tan diferente, sin lugar a duda, una sorpresa muy grata. Si estáis por la zona y queréis probarlo, acompañadlo con un té helado a la hierbalimón y cerradlo con un café bombón vietnamita. Servidora va a volver a probar el resto de sabores. Por todo esto, el Babanbè se va directamente al mapa de "Berlín para glotones".

Babanbè, Tucholskystr. 18-20, 10117 Berlín-Mitte (ver en mapa)

13 comentarios:

  1. Noema, esto me hace pensar que entonces no has leído El Amante de M. Durás. Ya tienes un librito para la lista. Me ha encantado esta entrada y... me ha entrado un hambre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!
      Ya ves, cada una tiene sus fuentes para aprender :)

      Eliminar
  2. eeeeeh !!! cuanto tiempo, Noema. Me quedo con la referencia, aunque si voy a Berlín espero ir a probar esos bocatas contigo :)
    Un placer leerte, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me gustó mucho más el nombre Conchinchina que Vietnam, Laos y demás países surgieron tras la descolonización. Muchas veces olvidamos que la colonización (o conquista) influye en muchos aspectos de la vida diaria del pueblo colonizado. La gastronomía es una ellas. Los españoles nos olvidamos muchas veces de que la lejana Filipinas fue colonia española durante siglos, y que nuestra huella va más allá de los apellidos. BridgetJones fue a Manila por trabajo, y como regalo me trajo (no podía ser de otra forma) un librito de cocina filipina. La mayoría de los platos son adaptaciones de la cocina tradicional española. Es curioso que en el otro confín del mundo, la cocina sea tan parecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad?
      Además se descubren cosas muy interesantes que de vez en cuando nos dan una bofetada para sacarnos del etnocentrismo este que llevamos encima. A mí me pasó con esto.
      Ahora ya no me sorprendo tampoco cuando en la tienda asiática encuentro polvorones made in las Filipinas (a mi favor diré que lo de las Filipinas lo sabía, ¿eh?).
      Actualmente tengo un alumno filipino y nos lo pasamos muy bien descubriendo cosas comunes.
      A ver cuándo nos pones una receta filipina (¿en olla a presión quizás?) :P

      Eliminar
    2. Jajajajaja Sabía lo de la Cerveza San Miguel, que era una de las empresas coloniales. Reconozco que también me sorprendió cuando lo descubrí, y casi no daba crédito a lo que leía. Pero es cierto, somos tan etnocéntricos que no pensamos en ese tipo de cosas.
      En mi blog, que no es un blog de cocina para nada, sólo caben recetas checas o cercanas. Y mezclar Filipinas con esta república me parece muy, pero que muy atrevido. De todas formas, aún tenemos pendiente BridgetJones y yo una comida y/o cena filipina. Y eso si cabe en mi blog :-) Informaré puntualmente

      Eliminar
  4. Yo descubrí que Vietnam había sido colonia francesa cuando vi Apocalypse Now, la versión redux, de adolescente :).
    Me llama mucho la atención la cocina vietnamita, leo mucho sobre ella pero aún no he tenigo el placer de degustarla. El bocata tiene una pinta buenísima, y lo dice una que no prueba el cerdo :P.

    Qué ganas de volver a Berlín!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que rico!!!
    Me lo apunto para cuando vaya a Berlín ;)

    ResponderEliminar
  6. Madre mía qué pinta tiene el bocata, como quiera que se llame... el mapa este me va a venir mejor que la guía de Lonely Planet cuando vaya a Berlín. No pienso dejar títere con cabeza.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Berlín y un plan como ese. ¡Qué tentador!

    ResponderEliminar