domingo, 4 de mayo de 2014

Eierschecke

«La tarta de huevo es un tipo de tarta que, para desgracia de la humanidad, ha permanecido completamente desconocida en el resto del planeta», se dice que afirmó Erich Kästner al hablar de esta tarta original de Dresde, su ciudad natal.

Después del Stollen de Navidad, probablemente la tarta de la que los sajones están más orgullosos. El origen de su nombre en alemán, Eierschecke (pronunciado algo así como "aiyacheque") no está documentado. A pesar de ello es muy común leer que viene de una prenda de vestir del s. XIV, un tipo de faldón masculino de tres piezas. Sin embargo, también hay un adjetivo en alemán "scheckig" que significa "manchado o con manchas". Cualquiera de las dos, o ninguna, podría tener sentido a la hora de describir esta tarta que se caracteriza por sus tres capas: una base de masa de levadura, un centro fino de crema de queso quark y su capa principal, la Schecke que da nombre a la tarta, una crema esponjosa de huevos y vainilla.

Aparecida a principios del s. XIX en Dresde, era esta una tarta de la clase burguesa, con ingredientes como el queso quark y los huevos, que solo las personas más pudientes se podían permitir. Hoy en día, la Eierschecke es una de las tartas más populares y características de Sajonia.

Punto 1 de mis propósitos de integración sajona:
- Aprender a hacer una Eierschecke ✔


Ingredientes (para un molde redondo de fondo desmoldable de unos Ø 28 cm):
Para masa de levadura:
175 g de harina de trigo
25 g de mantequilla
25 g de azúcar
10 g de levadura fresca de panadería
50 g de leche
1 huevo
1 pizca de sal
Para la crema de quark:
200 g de queso quark
30 g de mantequilla
30 g de azúcar
10 g de harina de trigo
10 g de pudding de vainilla en polvo (de sobre)*
20 g de leche
1 huevo
1 pizca de sal
1 cucharadita de zumo de limón
Para la crema de huevos:
350 ml de leche
175 g de mantequilla
175 g de azúcar
5 huevos
50 g de pudding de vainilla en polvo (de sobre)*
1 pizca de sal

*En Alemania venden unos sobres de pudding instantáneo de vainilla en polvo (ver foto). Creo que se podrían sustituir por otros como los sobres de crema catalana ya que tienen una consistencia similar. Cualquier sugerencia al respecto será bienvenida. ¡Gracias!


Preparación
Masa de levadura:
  1. Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.
  2. Disolvemos la levadura en la leche templada y hacemos una masa blanda con la mitad de la harina. Esta masa deberá reposar 30 minutos. Cuando haya subido, añadiremos el resto de ingredientes y amasaremos bien. Cubrimos la masa con un paño y dejamos reposar otros 30 minutos.
NOTA: Deberá quedar una masa flexible pero que no se pegue a las manos. Si es necesario, corregir de agua o harina.

Crema de queso quark:
  1. Mientras reposa la masa anterior, derretimos la mantequilla y añadimos el resto de ingredientes: queso quark, azúcar, harina, pudding en polvo, leche y el huevo. Mezclamos hasta tener una crema homogénea. Añadimos entonces el zumo de limón y una pizca de sal.
  2. Volvemos ahora a la masa de levadura. La estiramos con un rodillo hasta más o menos el diámetro del molde. Engrasamos bien el molde con un poco de mantequilla y ponemos la masa como base, apretando los bordes para que no suban mucho. Pinchamos varias veces la masa con un tenedor para que se haga mejor. Ahora podemos añadir la crema de queso quark que repartimos bien por toda la superficie.
  3. Precalentamos el horno a 190 °C.
Crema de huevos:
  1. Separamos las claras de huevos de las yemas.
  2. Disolvemos el pudding en polvo en 75 ml de leche.
  3. En un cazo ponemos a hervir el resto de leche (275 ml) con 85 g de azúcar. Cuando hierva añadimos a la mezcla anterior, dejamos que hierva una vez más y retiramos entonces del fuego.
  4. Añadimos al pudding caliente la mantequilla y, poco a poco, las yemas de huevo, y removemos rápidamente para que no se cuajen.
  5. Montamos las claras a punto de nieve, a las que vamos incorporando poco a poco el azúcar restante. Ponemos una pizca de sal. Cuando el merengue esté firme, incorporamos la crema de pudding cuidadosamente y con movimientos envolventes.
  6. Pasamos la crema obtenida al molde e igualamos la superficie.
  7. Metemos en el horno y tenemos 20 minutos a 190°, después bajamos la temperatura y 160° y horneamos otros 20 (tiempo total de horneado 40 minutos).
  8. Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glasé.
    Esta tarta debe enfriar completamente por lo que recomiendo hacerla siempre para el día siguiente, cuando las tres masas han reposado bien. ¡Imprescindible servir con un café en la merendola!

    Ver receta para imprimir

    18 comentarios:

    1. Ummmmm pues tiene una pinta!!!!
      Que son los polvos para puding? son como los de flan?

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Silvia, pues los polvos para pudding son unos sobres que se usan para hacer pudding de vainilla al instante. Funcionan como los de flan al instante, sí. Mira que estuve mirando, porque no estaba segura de saber si los hay en otras partes, o de cómo se llaman (al menos en España). Por internet leí que el Lidl los vende. Son así.

        Eliminar
    2. Uaaauuu.......en diciembre descubrí esta maravilla en Munich, no entiendo cómo no es famosa!! Me encantó e incluso me compré una revista en alemán con la receta. Ilusa de mí, google translator no es de gran ayuda con el alemán :o). Y ahora me la pones en la mesa, iuuujuuu.....Gracias.
      Pergunta: la harina para la masa de levadura es harina de fuerza?

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Mira tú, la próxima vez si necesitas traducción para alguna receta alemana que quieras, dímelo, mujer!
        No estoy muy puesta en harinas, pero creo que sí. Yo uso la normal del supermercado de aquí, que es del tipo 405, esa es la de fuerza, ¿no?

        Eliminar
    3. Me vuelven loca este tipo de tartas alemanas y suizas, de varias capas, con una parte cremosa usando el quark... pero no conocía la Eierschecke! Tiene que estar deliciosa, me encanta el corte que tiene. Gracias por compartirla :).

      Un abrazo

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Me alegra que te guste. Vamos a darla a conocer al resto del planeta! ;)

        Eliminar
    4. salivando me dejas! que pintaza!
      y esa mezcla de texturas me rechifla!
      besotes

      ResponderEliminar
    5. Pues sí que tienes significados raros!!!!! Me da igual, pero esta tarta la voy a hacer sí o sí. Qué corte más fantástico tiene!!!!! Tiene un aspecto esponjoso y al tiempo cremoso. No he entendido bien lo de los polvos de pudding. De flan valdrían? Parece que tiene muchos pasos y que hay que hacerlo pensando y siguiendo las instrucciones, cosa en la que yo soy muy mala, la verdad, pero me ha maravillado, porque esos son los dulces que más me gustan a mí.

      Con la boca abierta y babeando... Así me has dejado.

      Besitossssssssssss

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola Laube, lo de los "polvos de pudding" son unos sobres que venden por aquí con los que se hace pudding de vainilla al instante. No estaba segura de si los vendían en España o en otros países, pero por internet encontré algunos foros donde dicen que los venden en el Lidl. Creo que por sustituir, mejor con los sobres de crema catalana en polvo, ya que la consistencia se acerca más a la de este pudding que a la del flan. En mi respuesta a Silvia (primer comentario) he puesto un enlace al producto.
        La cuestión de todas formas será conseguir una receta sin sobres instantáneos y utilizar ingredientes básicos. Mira que lo pensé pero fui un poco vaga :)
        Sí es una receta elaborada, pero organizándose bien, pesando y preparando los ingredientes antes, no es difícil. He intentado ordenar los puntos al máximo para no tener que dar muchas vueltas en la cocina :) Yo soy una maniática sistemática para estos asuntos y también me cuesta.
        Ya me dirás si la pruebas.
        Besos!

        Eliminar
    6. Mira tú que yo quería portarme bien, que había hecho propósito de enmienda, que hasta lo estaba cumpliendo, y ahora apreces tú, con este pedazo de tarta, irresistible ella, casi insultante de buena y, claro, no me puedo resistir, esta tentación no la resiste nadie y quien diga que si, miente.
      Gracias por la receta, haré un sacrificio y la probaré, seguro. Lo que realmente es un misterio es que se conozca tan poco, asombrada estoy. Besos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Bueno, qué, ¿ya ha habido sacrificio? ;)
        Gracias, Blanca, un saludo.

        Eliminar
    7. Noema, esto de los postres de abuela alemana está muy bien, ¡me encantan! El corte es precioso, y sí, pide a gritos un café con leche o un té y comerla en la merienda mientras se pone al día de los cotilleos al resto de comadres ;) Me apuntaba a la reunión sin pestañear.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Esa reunión un día la organizaremos, querida Ajonjolí.

        Eliminar
    8. La verdad, no sé como no es más conocida la tarta, si hay que hacer cheese cake, mejor decantarse por el eierscheke, parece mucho más interesante y rico. El Flan potax sería un buen substituto del pudding de vainilla?. Esperamos más propósitos de integración sajona...
      Besos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Hola CRIS, pues no sé lo del flan, habría que ver la textura. Lo que hace el pudding es darle un poco eso, la textura, aguantarlo con el espesante que lleve. Tengo que hacer pruebas, directamente con huevos, para eliminar los polvos estos, que tampoco me gusta mucho usar cosas prefabricadas, la verdad.

        Eliminar
    9. HAMBRE! Me parece que tiene súper pinta. Voy a tene rque buscarme un sustituto para los polvos de pudding de vainilla... Me encanta.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Gracias, caballero. Esto de los dichosos polvos vamos a tener que estudiarlo seriamente. De todas formas, como ya he dicho más arriba, si tienes un Lidl cerca, allí parece ser que lo venden.
        Un saludo y bienvenido al club ;)

        Eliminar