viernes, 25 de abril de 2008

Jiaozi

Como desagravio por el sufrimiento que nos hizo pasar durante el curso, nuestra profesora de chino nos invitó el último día a su casa para disfrutar de una cena con jiaozi, una de esas “cosas ricas en saquitos de pasta” muy populares en la cocina china. El trato era dar la última clase que nos quedaba y cenar después. Digo trato porque, al igual que focas amaestradas (por poner un ejemplo poco ortodoxo), repetimos sin rechistar el poema que ella leía, intentando pronunciar las j, k, x, zh, ch, zh, r, z, c, s, que mi lengua no consigue articular y cuyo misterio todavía no he podido descifrar, pero sabiendo que al final seríamos recompensados con pescado fresco o, en nuestro caso, con ricos jiaozi.

Llegada la hora de la recompensa, nuestra profe nos tenía preparada otra sorpresa: si queríamos jiaozi, ¡teníamos que hacerlos nosotros mismos! Así que manos a la masa. Me sorprendió lo fáciles que son de hacer (al menos allí, habrá que ver cuando pruebe yo sola), aunque al principio no consigamos darles la forma perfecta, son agradecidos y saben ricos de cualquier forma.

Para la masa

325-400 g harina
150 ml agua

Hacer una masa con el agua y la harina y trabajar bien hasta que quede elástica pero no muy húmeda, ya que si no se pegaría a la superficie de trabajo y a la sartén. Trabajar un momento más sobre una superficie enharinada, hacer una bola, cubrir con un paño humedecido y dejar reposar.

Para el relleno

220 g carne picada (cerdo, ternera)
1 1/2 cucharada jengibre recién rallado
2 cucharadas salsa clara de soja
1 1/2 cucharada aceite de girasol
1 cucharada aceite de sésamo
60 g cebolla picada
60 g cebolleta picada
sal y pimienta

En un recipiente grande poner la carne picada y añadir el jengibre, la salsa de soja y el aceite. Mezclar bien y añadir unas cucharadas de agua para que la masa quede también húmeda y cremosa. Añadir después una cucharada de aceite de sésamo, la cebolla y la cebolleta. Salpimentar a gusto.

Para los jiaozi

Tomar trozos de masa y hacer un rodillo con ellos sobre una superficie bien enharinada. Cortar con la mano trozos de unos 2 cm y extender con el rodillo, o con un vaso, para hacer círculos de unos 9 centímetros de diámetro. Poner ahora un poco del relleno en el centro de cada círculo preparado y cerrar con los dedos intentando que quede una especie de media luna. Lo ideal es que los bordes tengan algunos pliegues. Como todo, esto es cosa de practicar la técnica, más o menos así:

video

Una vez tenemos todos los jiaozi preparados, calentamos unas gotas de aceite en una sartén (para hacerlos a la plancha) y cuando empiece a humear colocamos todos los jiaozi que nos quepan. Dejamos que se doren por la parte de abajo y cuando estén bien dorados cubrimos hasta la mitad con agua y tapamos la sartén. Estarán listos cuando el agua se haya evaporado por completo. Los sacamos y los ponemos en una fuente y ¡ya está!

Para tomar los jiaozi, nuestra profe había preparado también una salsa muy rica. Una mezcla de salsa clara de soja, aceto balsámico (o vinagre chino si se tiene), ajo muy picado, azúcar y mucho chile. En la primera foto se puede ver la salsa.

Y ahora, si queréis probar con las letras que he mencionado al principio y aprender chino en 6 minutos os dejo un enlace con un vídeo muy divertido hecho para que los niños chinos aprendan chino pinyin (chino escrito en alfabeto latino). Si llegáis a la "r" entenderéis por qué es una de las más difíciles para ellos cuando aprenden nuestro idioma.

12 comentarios:

  1. TAI HAO LE!!!!!!!!!!!!

    :)
    Imagino a cualquier ama de casa china haciendo jiaozis o guoties a una velocidad de "ni pestañear"
    Yo un día de estos voy a hacer xiaolongbao, que les tengo unas ganas!!
    Qué post más bonito, Noema!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Un post muy interesante y didáctico :)
    Viendo el vídeo del karaoke que nos pones me doy cuenta de que el alemán es pan comido, ¡jaja! Yo ya estoy practicando las vocales con sus acentos...
    Muy buena tu profe de chino, no hay nada como la motivación para estudiar. ;)

    ResponderEliminar
  3. Ibán, xiè xiè por el cumplido. Hoy he probado a hacerlos yo y he quedado muy contenta con el resultado, me doy dos palmaditas en el hombro, jeje, para fardar dejo las fotos en flickr, y realmente no son tan laboriosos como parecen, pero qué te voy a decir yo a ti. Por cierto, leyendo un poco sobre los pierogi en el enlace que pusiste, parece muy probable que tengan un origen común con éstos ¿no? Y ya estoy esperando esos xiaolongbao que anuncias, a ver, a ver!
    con Ka, pues sí, está claro que todo es relativo, con los idiomas también ;-D
    Hoy haciendo los jiaozi yo solita me di cuenta de que fue muy buen método el de mi profe. Como dice siempre una compañera "Es mejor enseñar a pescar que poner el pescado en la mano" cuando los alumnos nos protestan porque les hacemos deducir las reglas gramaticales a ellos solitos... en fin, que me voy por las ramas... Besos y gracias :-D

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Noema!, la verdad es que con el poco tiempo de que disponemos, nos estamos perdiendo estupendos post en tu blog, donde la vedad siempre se aprenden cosas interesantes.

    Respecto a esta receta, si os dijo todos los ingredientes en chino, bastante hicisteis con hacerla. Es estupendo que además de tu idioma natal hables y aprendas otros.

    Besotes, y buen caminar.

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  5. Ana y Víctor, muchas gracias por vuestra visita y no os preocupéis que los post no se van a ninguna parte y los podéis visitar cuando podáis (y os apetezca), yo me alegraré siempre de recibiros. Sé que muchas de las recetas no son aptas para la dieta celíaca, pero estoy segura de que tenéis la solución para adaptarlas, como ésta, por ejemplo, ¿sería cuestión de cambiar la harina y controlar la soja utilizada? El relleno, incluso la salsa, son muy flexibles y permiten muchas variaciones, creo. En fin, que ¡bienvenidos seréis siempre! Un abrazo :-D

    ResponderEliminar
  6. Mmmmmmmmmm, qué receta más rica!! y fácil (pensaba yo que la masa tenía mas misterio). Me la apunto!!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. jo, que ricos. me parece que voy a modificar la receta para que lleven cebollino crudo y aceto balsámico... no se, no se, ¿sobre una ensalada? mmm...

    ResponderEliminar
  8. Hola Noema, pues yo andaba buscando la receta de este platillo porque me gusta mucho. Aquí en México no he encontrado buenos restaurantes chinos.

    Ya me he paseado por tu blog y me encantó, lo visitaré con frecuencia. Me gustaría hacer todo lo que recomiendas -y eso que no soy una buena cocinera. También encontré el Stollen, que las profesoras de alemán nos convidan cada navidad.

    Y de paso, visité el video para aprender chino pinyin, muy gracioso :).

    ResponderEliminar
  9. Hola Virginia y ¡bienvenida seas! Prueba a hacer los jiaozi porque de verdad son fáciles, necesitan un poco de paciencia, pero teniendo tiempo es divertido hacerlos. Igual que el resto de recetas que te gusten, te aseguro que no es "alta cocina" (aunque eso ya se ve, jeje) y son cosas bien facilillas de hacer, que yo tampoco me complico mucho la vida, no te creas. Saludos para México lindo!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos,yo soy de china,pero he nacido en españa.Mi madre y mi padre hacen los mejores jiao zi,xiao long bao y guo tiar

    ResponderEliminar
  11. En el mensaje que pone ANONIMO 16 DE JUNIO DE 2012 20:26 lo he mandado yo que soy Lucía

    ResponderEliminar