viernes, 4 de abril de 2008

Verde que te quiero verde - Ejjeh de Siria

De pequeña recuerdo que mi madre pedía el perejil en la pescadería, no se compraba, se pedía un ramillete que normalmente era sólo para condimentar los platos. Y creo que aún lo sigue haciendo así. Por eso me sorprendió ver en las tiendas árabes y turcas el perejil vendido a peso y utilizado como ingrediente principal para cocinar un plato, el tabule, por ejemplo, la ensalada de perejil. Confieso que aún no he conseguido acostumbrarme a esta ensalada, tanto perejil crudo en la boca, me cuesta, pero será, como todo, cuestión de adquisición de gustos y de entrenar las papilas gustativas :-)

Hasta que un día una amiga siria me hizo unas pequeñas tortillas de perejil: los ejjeh, unas entradas típicas en Siria, concretamente del norte, Aleppo. Aleppo es la segunda ciudad más grande después de Damasco y, al igual que pasa en otros sitios, ambas ciudades se disputan continuamente el primer puesto en muchas cosas como, por ejemplo, cuál de las dos tiene la mejor gastronomía. En este aspecto, Aleppo ostenta la mejor reputación.

Los ejjeh se fríen normalmente en una sartén especial para ellos, en pequeños compartimentos, es difícil conseguir si no las tortillas de este tamaño. Yo no tengo esta sartén, así que usé un truco macGyver y utilicé el molde para muffins. La verdad es que tomaron una buena forma.

Y para acompañar la receta con musiquita linda, aquí os pongo una canción del grupo sirio Kulna Sawa:




Ingredientes

150 g de perejil picado
5 huevos
1/2 cucharada de harina*
media cebolla mediana
1 diente de ajo
1 cucharada de menta seca
sal y pimienta
100 ml aceite de oliva
aceite para freír

*No es imprescindible, así que se puede eliminar o sustituir por una harina sin gluten y adaptar así la receta para celíacos.

Elaboración

Picar el perejil y la cebolla muy finos. Mezclar y añadir el diente de ajo picado, el resto de ingredientes, los huevos y el aceite de oliva. Calentar otro poco de aceite en los moldes y freír las tortillas a fuego mediano unos dos minutos por ambos lados. Es importante que el perejil se fría y no quede muy crudo o cruja. Aunque aquí cada uno puede probar a gusto. Las tortillas se pueden servir frías o calientes.

4 comentarios:

  1. Qué rico, yo hago algo similar con hojas de remolacha (o espinacas).
    A mí también me sorprendió que la gente de más "allá" (para el oriente) use el perejil como ingrediente (igual que los indios usan las especias también como ingrediente, por su papel en el plato no son un mero condimento que puedas obviar).
    Me encanta el taboule y la ensalada de perejil turca con un poco de nabo cortado fino y pimentón.
    Por otro lado, siempre que me acuerdo de una ensalada de perejil surge el recuerdo de la ensalada de perejil que te ponen en el St John de Londres cuando pides tuétano de entrante...brrrr, que me estremezco al recordarlo :)
    Qué buena es la comida de allá, podió, qué pena que sea tan desconocida, apenas son populares un par de platos de marruecos (como el cuscus o el tajine), alguno compartido por varios sitios como el hummus...una lástima. Así que...¡QUEREMOS MÁS!!

    ResponderEliminar
  2. Sí, sí yo también quiero más, tus fotos excelentes y todo lo que nos cuentas, me encanta tu blog y recuerda que el perejil tiene muchísimo calcio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un verso tan popular no se puede copiar, es tan solo una cita :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. muy interesante tu blog.
    Saludos
    olga

    ResponderEliminar